Reforma integral de una vivienda de 50 metros cuadrados realizada en la calle Padilla perteneciente al barrio del  Eixample de Barcelona. En esta obra se han realizado derribos para poder integrar la cocina dentro del salón, consiguiendo un único ambiente y un espacio diáfano. Se ha realizado una reforma completa del baño, adaptando las medidas de cada zona a las necesidades de nuestro cliente y consiguiendo un baño modernista con el toque cálido que le da la combinación de la cerámica de revestimiento blanca con el suelo. En las primera habitación del pasillo no se ha hecho ningún cambio de distribución pero en la habitación del fondo se derribó una pared que dividía el espacio en dos habitaciones pequeñas consiguiendo como resultado una única habitación amplia y con mucha luz. 

Todo el piso ha sido pintado en color blanco roto combinado con cerámica de imitación al parquet en un color marrón cálido para todas las estancias. El techo falso con el que contaba el piso ha sido eliminado, dándole más altura al techo de toda la vivienda e iluminándola con luminarias ojo de buey en color neutro. 

Las instalaciones de electricidad, agua y desagües en todo el piso son completamente nuevas. Toda la carpintería de aluminio y la carpintería de madera ha sido renovada en color blanco y bronce para las ventanas y color blanco para todas las puertas que crean una perfecta armonía en todo el piso. 

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted